domingo, marzo 17, 2013

Adelanto MAS: Capítulo 23. La boda

—He venido por Emmett —concedió Edward y no pude hacer otra cosa más que abrir los ojos, sorprendida por su confesión—. Pero también he venido por ti.

—¿Por mí? —repetí, y me odié a mí misma por el temblor de mi voz.

Edward asintió, esbozando una sonrisa enigmática. Sin añadir nada más, tomó la bolsa de papel que había dejado sobre el mostrador de la joyería y se llevó la botella de vodka a los labios para darle un largo trago.

—¿Qué demonios significa eso? —quise saber.

Volvió a dejar sobre el mostrador la botella, cubierta por la bolsa de papel. Ladeó ligeramente la cabeza y me observó durante un par de interminables segundos que volvieron a dejarme sin respiración, todavía con aquella sonrisa tentándome desde sus labios.

—Significa que te has escondido de mí durante dos meses y ya estoy harto —comenzó a hablar en un susurro cálido, al tiempo que daba un paso hacia mí—. Significa que he echado de menos tu insolencia y tu asombrosa habilidad para llevarme la contraria y sacarme de quicio.

Un paso más. Otro. Mi corazón se saltó un par de latidos y su rostro quedó a escasos centímetros del mío.

—Significa que no me he olvidado del modo tan rudo en que me echaste del coche de Jasper aquella noche.

Abrí la boca de forma involuntaria y sentí su aliento cálido. Si me concentraba, podía incluso recordar el sabor de sus labios sobre los míos. Estaba cerca. Demasiado cerca.

Tan cerca.

—Pero, sobre todo —volvió a hablar, derramando sus palabras sobre mi boca entreabierta—, significa que quiero saber cómo coño eres capaz de decirme que me quieres, cuando es evidente que nunca has confiado en mí.

Reacciones:

4 comentarios:

Uffff me encanta. Esto promete.

ohh por dios...vas a actualizar hoy verdad??...estoy esperando desde hace dias!!

UUUUUFFFF que calentito viene este capiii!!!! Van a saltar chispas jojojo. Que ganitas de leerlo!!!
Un besootee

Que ganitas de leer esa conversación

Publicar un comentario